Diabetes gestacional

Tratamiento: Diabetes Gestacional

Las metas del tratamiento son mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro de los límites normales durante el embarazo y asegurar el bienestar del feto. Se debe realizar una observación muy de cerca del feto y de la madre a lo largo de todo el embarazo. El automonitoreo de los niveles de glucosa en la sangre le permite a la mujer participar en su cuidado. La observación para evaluar el tamaño y bienestar fetales pueden incluir exámenes de ultrasonido y cardiotocografía en reposo.

La cardiotocografía en reposo es una prueba simple e indolora para la madre y su bebé que se realiza colocando un monitor fetal electrónico (máquina que escucha y muestra los latidos cardíacos del bebé) sobre el abdomen de la madre. Cuando el bebé se mueve, su frecuencia cardíaca suele elevarse a 15 ó 20 latidos por encima de la tasa regular. El médico puede observar el patrón de latidos del bebé en relación con los movimientos y determinar si el bebé está bien. El médico busca tres aceleraciones de 15 latidos por minuto por encima de la frecuencia cardíaca normal del bebé, que ocurren dentro de un período de 20 minutos.

El manejo dietético suministra las calorías y nutrientes adecuados y necesarios para el embarazo y controla los niveles de glucosa en la sangre. Las pacientes deben recibir asesoramiento nutricional por parte de un nutricionista profesional Si la dieta no controla los niveles de glucosa en la sangre y no logra mantenerlos dentro del rango recomendado, se debe iniciar una terapia con insulina. El automonitoreo de la glucosa en sangre es necesario para que el tratamiento con insulina sea efectivo.

Expectativas:

Hay un leve incremento del riesgo de muerte fetal y neonatal cuando la madre padece diabetes gestacional, pero este riesgo disminuye con un tratamiento efectivo y la vigilancia de la madre y el feto. Los altos niveles de glucosa en sangre suelen volver a lo normal luego del parto. Sin embargo,  las mujeres con diabetes gestacional deben someterse a chequeos minuciosos después del parto a intervalos regulares para detectar la diabetes de una manera temprana. Hasta un  40% de las mujeres con diabetes gestacional desarrollan una diabetes  completa dentro de 5 a 10 años después del parto y el riesgo puede incrementar en las mujeres obesas.

Complicaciones:

Situaciones que requieren asistencia médica:

Se debe buscar asistencia médica, si una mujer está embarazada y desarrolla síntomas de intolerancia a la glucosa.

Síntomas:

Nota: Usualmente no hay síntomas.

Signos y exámenes:

La prueba principal para la diabetes gestacional es la prueba oral de tolerancia a la glucosa , entre las semanas 24 y 28 del embarazo.

Dieta para la diabetes

Definición:

Es una serie de pautas dietéticas específicas para diabéticos desarrolladas por la Asociación Estadounidense para la diabetes ( American  Diabetes Association ) y la Asociación Dietética Estadounidense ( American Dietetic Association ) para mejorar el manejo de la diabetes .

Los principios clave son:

Recomendaciones:

Se debe reducir la cantidad de grasa en la dieta. Las pautas actuales de la Asociación Estadounidense para la Diabetes ( American Diabetes Association ) recomiendan que menos del 7 al 10% de las calorías diarias provengan de grasas saturadas, las cuales elevan el colesterol LDL ("malo"). El colesterol en la dieta debe ser de menos de 200 a 300 mg por día. Además, se debe minimizar la ingesta de grasas transinsaturadas, mejor conocidas como aceites parcialmente hidrogenados. La reducción en la ingesta de grasa puede ayudar a contribuir a una pérdida de peso moderada.

La ingesta de proteína se debe mantener en el rango del 15 al 20% de calorías totales. Se recomiendan las opciones bajas en grasa, tales como los productos lácteos descremados, las legumbres, la carne de aves sin piel, el pescado y las carnes magras. Igualmente, se recomiendan 6 onzas de proteína por día para mantener el contenido de colesterol dentro del rango. Una porción de carne de aves, pescado o carne magra es aproximadamente del tamaño de una baraja de cartas.

Las opciones de carbohidratos deben provenir de los panes o cereales integrales, la pasta, el arroz moreno , las legumbres, las frutas y las verduras. El incremento de la fibra en la dieta es una pauta general para toda la población en lugar de ser específicamente para las personas con diabetes. Las porciones y el tipo de carbohidratos afectan las calorías y se reflejan en el peso y el control de la glucosa en la sangre. El hecho de aprender a leer las etiquetas con relación al carbohidrato total en vez del azúcar suministra la mejor información para el control del azúcar en la sangre.

Se recomienda limitar el consumo de alimentos ricos en calorías y bajos en valor nutricional, incluyendo aquellos con alto contenido de azúcares. Los alimentos que contengan azúcar se deben sustituir por otras fuentes de carbohidratos ( como las papas) en lugar de simplemente agregarlas a las comidas.

Un dietista certificado puede ayudar a tomar la decisión sobre la forma de balancear la dieta con  carbohidratos, proteína y grasa.

Funciones:

Existen dos tipos principales de diabetes y los propósitos de nutrición de cada una son diferentes.

Con la  diabetes tipo 1 , los estudios muestran que los carbohidratos totales tienen el mayor efecto en la cantidad de insulina necesaria y en el mantenimiento del control del azúcar en la sangre. Existe un equilibrio delicado de ingesta de carbohidratos, insulina y actividad física que es necesario para lograr los mejores niveles sanguíneos de azúcar llamado glucosa. Si estos componentes no están en equilibrio, puede haber amplias fluctuaciones, desde demasiado alto a demasiado bajo, en los niveles de glucosa en la sangre. Para aquellas personas con diabetes tipo 1 con una dosis fija de insulina, el contenido de carbohidratos de las comidas y refrigerios debe ser invariable día tras día.

Para los niños con diabetes tipo 1, los patrones de peso y crecimiento son una forma útil de determinar si la ingesta del niño ha sido adecuada. No se deben retener alimentos ni darlos cuando el niño no tiene hambre. Las dosis y horarios de la insulina deben estar basados en los hábitos de ejercicios y alimentación del niño.

Con la diabetes tipo 2 , el objetivo principal está en el manejo del peso, debido a que del 80 al 90% de estos diabéticos tienen sobrepeso. Un plan de comidas, con reducción de calorías, incluso distribución de carbohidratos, y reemplazo de algunos de ellos con grasas monoinsaturadas más saludables ayuda a mejorar los niveles de glucosa en la sangre.

Los ejemplos de alimentos ricos en grasas monoinsaturadas son la mantequilla de maní o de almendras, las almendras, las nueces de nogal y otras nueces. Éstos puede ser sustitutos para los carbohidratos, pero las porciones deben ser pequeñas, dado que estos alimentos son ricos en calorías.

En muchos casos, la pérdida moderada de peso y el incremento de la actividad física pueden controlar la diabetes tipo 2; en otros casos, las personas con diabetes deben tomar medicamentos orales o insulina además de los cambios en el estilo de vida.

Los niños con diabetes tipo 2 tienen retos especiales y los planes alimentarios se deben revisar con frecuencia con el fin de responder a los cambios en los requerimientos calóricos del niño debido a su crecimiento. A menudo, se requieren 3 comidas más pequeñas y 3 refrigerios para satisfacer las necesidades calóricas del niño.

Los cambios en los hábitos alimenticios y el incremento de la actividad física ayudan a reducir la resistencia a la insulina y mejoran el control del azúcar en la sangre. En las fiestas o durante los días festivos, los niños pueden aún comer alimentos que contengan azúcar, pero que tengan menos carbohidratos ese día. Por ejemplo, si el niño se come una torta de cumpleaños, dulces en el día de las brujas u otros dulces, se deben eliminar las cantidades diarias acostumbradas de papas, pasta o arroz. Este sustituto ayuda a mantener las calorías y los carbohidratos en un mejor balance.

Para los niños con cualquier tipo de diabetes, se deben planear las ocasiones especiales, como cumpleaños y día de las brujas, debido a que abundan los dulces.

El plan de la comida para el plan de la comida de Diabetes GestacionalEl plan de la comida de Diabetes Gestacional

The controla el azúcar de sangre controlando se come cuánto alimento del carbohidrato. Los carbohidratos, las azúcares y los almidones, se convierten en el azúcar de sangre en nuestros cuerpos. Comer menos carbohidrato previene el azúcar de sangre alta. Algunos carbohidratos se digieren más lentamente y por lo tanto levantan el azúcar de sangre menos que otras.

En general, su plan de la comida de GDM seguirá el desayuno muy pequeño de estos principles:

Your adecuado determinarán las cantidades correctas de los diversos alimentos y diseñarán un menú basado en su horario, los alimentos que usted tiene gusto, sus niveles de azúcar de sangre, y sus necesidades alimenticias en embarazo. El desayuno es generalmente muy pequeño porque las hormonas del embarazo, que levantan el azúcar de sangre, están en los niveles más altos por la mañana.

Back to Nutrition & Physical Activity